jueves, 19 de marzo de 2015

PORQUÉ APOSTAR POR LA COMUNICACIÓN INTERNA

Hoy en día una buena gestión de la comunicación interna es fundamental en cualquier organización, indiferentemente de su sector de actividad, de su modelo de financiación, de un tamaño o de su estructura… PARA CUALQUIER.
Y es porque la comunicación interna trata de hacer protagonistas a las personas, a todos los componentes de una organización, con el objetivo de conseguir una implicación del personal en la organización y conseguir una cultura corporativa plena en donde todos participen.
                                                       
Muchas organizaciones fallan en su estrategia corporativa al no conseguir que todos los colaboradores se identifiquen con los objetivos de la empresa. Se trata de apoyar y fortalecer la marca interna de la empresa y, en definitiva, de conseguir un engagement interno.

Todo el mundo debe estar a una y aportar para que el desarrollo sea posible. Una buena idea puede venir de cualquier lado y es necesario que la comunicación interna facilite los canales necesarios para poder expresarla y el clima necesario para querer expresarla.
Para ello es necesario crear y saber transmitir unos valores corporativos claros que creen identidad y unidad.
Una de las bases de una buena estrategia de comunicación interna es la transparencia. No hay nada peor para una organización que uno de sus miembros se entere de una información importante de la misma a través de una fuente externa.  Se debe establecer unos canales de comunicación sólidos y actualizados, donde la base sea la bidireccionalidad.
Se debe evitar en todo momento la incertidumbre sobre temas que afectan a los colaboradores, puesto que esto es el principio de todo rumor. No puede existir ningún tema que cree interés entre los miembros y que sea oculto para algunos. Esto genera un sentimiento de desconfianza y de rechazo hacia la organización, lo que va en detrimento de la imagen de la entidad. No podemos comenzar a lanzar una campaña para crear una buena imagen externa, sin haber conseguido antes que el personal tenga una buena imagen de la organización.
 Es momento de apostar por la comunicación interna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario